Blog

Claves para decidir la estructura de tu web o blog

En casi todos los proyectos online existen tres momentos críticos: la elección del dominio, el servicio de hosting y la estructura del sitio

Como aún estoy con la “resaca” del estreno de mi nueva web, quiero empezar por uno de los aspectos que más tiempo y dudas suscitan en la fase de planificación de un proyecto digital, ya sea una web o un blog o se trate de una marca profesional (como es mi caso) o una marca comercial.

Me refiero a la estructura del sitio, la forma en que vamos a ordenar la información y qué datos vamos a incluir, el concepto y “look & feel” de nuestra imagen online. Todo esto tenemos que tenerlo muy claro y de ser posible escrito y esquematizado para elegir bien la plantilla.

Por experiencias y errores pasados, “en verdad os digo que”… equivocarse en la plantilla puede hacer que nuestro proyecto digital “se quede corto” y nos complicará mucho la vida si queremos hacer cambios  futuros. Por eso, es fundamental que ANTES tengamos las ideas muy claras, sepamos qué tipo de sitio queremos y qué estructura vamos a darle.

Como ya dije en mi post anterior “Web, blog o ambos” no soy diseñadora web ni pretendo serlo, pero sí creo que puedo hacer un aporte desde el punto de vista de la estrategia de contenidos en función de los objetivos profesionales o comerciales que se tengan en el medio-largo plazo y los recursos monetarios y humanos (léase tiempo) para dedicarle al proyecto digital.

5 escenarios

web, blog, proyecto online, sitio web, marcas personal

Comparativa Web y Blog

¿Vas a prestar tus servicios a través de una marca comercial o utilizarás tu propio nombre como marca profesional?

En ambos casos, me decanto más por una web con un blog incorporado, porque persigues un objetivo comercial y hay un factor de conversión detrás de tus publicaciones. Tu objetivo es utilizar el contenido de calidad para atraer visitantes cualificados y generar clientes potenciales a través de tu web, ya seas una marca comercial o un profesional que ofrece servicios.

¿Eres un profesional por cuenta ajena que quiere reforzar su marca personal? ¿Quieres cambiar de empleo o buscas trabajo?

En estos casos basta con un blog sencillo en términos de diseño, pero con contenido de valor que se actualice con regularidad y donde incluyas los medios para ponerse en contacto contigo, un CV creativo y las formas para que futuros empleadores te localicen y de ser posible, recomendaciones.

Si ya estás trabajando, pero quieres valorizar tu marca personal, suele ser útil que incluir casos de estudio u opiniones de otros profesionales del sector que puedan añadir valor y fomentar el networking.

¿Quieres ganar dinero directamente a través del blog o web? ¿Vas a instalar una tienda online?

Si quieres monetizar el sitio en sí mismo ofreciendo algún “producto o servicio” directamente desde la web o blog, una buena estrategia sería que la puerta de entrada sea el blog, porque será el que te traerá los visitantes y desde allí, tener un botón con llamada a la acción para mandar directamente a los visitantes a la página de productos o servicios, o la página donde puedan pagar por descargar contenidos. (plantillas, e-books, casos de éxito). Si tu intención es monetizarlo también por publicidad, es clave tener una alta frecuencia de publicación, porque es lo que traerá tráfico a tu sitio y te ayudará con el SEO.

Sinceramente, ¿qué frecuencia de publicación de contenido de valor eres capaz de mantener?

Los blogs con grandes vacíos de publicación dan la apariencia de estar olvidados (me aplico el cuento, porque a veces no me da la vida para publicar con la frecuencia necesaria) y dan sensación de descuido cuando se aterriza desde buscadores directamente a la página de inicio. Si desde un principio sabes que no serás capaz de publicar información de valor con regularidad (no vale publicar posts de relleno, se nota y queda fatal), es mejor que la página de inicio sea una portada estática, tipo web.

¿Cuál es el siguiente nivel al que quieres llegar? Cuándo cumplas tus objetivos, ¿abandonarás el proyecto?

Algunos plantean su sitio web durante un determinado horizonte temporal, en función de un objetivo concreto (conseguir un empleo, cambiar de trabajo, promocionar un curso o un libro) y cuando pasa el “momentum” el sitio pierde sentido, se abandona y ¡muere!. Si es el caso, es mejor un blog sencillo (siempre con dominio propio) con información básica sobre ti, un formulario de contacto, pero eso sí, una alta frecuencia de publicación hasta la consecución del objetivo.  Ojo, pero que sea información de valor, que aporte análisis y un punto de vista novedoso.

Un caso de estudio en personal marketing es el de Michiel Das, el chico que obtuvo trabajo y gran notoriedad a través de su campaña “El Viaje de Mi Tarjeta.  El sitio que sirvió como vehículo de esta campaña era un blog sencillo, sin grandes pretensiones en cuanto a diseño, pero que cautivaba por su contenido y por utilizar muy bien la técnica del Storytelling, que conectó e inspiró a los lectores haciéndoles partícipes de en qué punto estaba su tarjeta y cuánto le faltaba para llegar a donde quería.  A lo que vamos, que me desvío. Una vez que Michiel Das consiguió su objetivo, bajó su frecuencia de publicación en el blog (¡se entiende, estaba ocupado con su nuevo trabajo).  Mantuvo ese blog, pero se movió a una web con el dominio de su nombre.  Ahora utiliza una plantilla que ¡me encanta! con una Home estática y una grandísima puerta de entrada a su blog, que es donde aporta el contenido.

Plantillas ¡lo barato sale caro!

Bien lo decía mi madre “lo barato sale caro”. Por querer ahorrar 50 euros de un tema premium, puede que 6 meses o un año después te veas obligado a hacer un cambio de plantilla y meter un montón de horas (tuyas o de un diseñador web contratado) para migrar y adaptar la información que ya tenías a un nuevo tema, porque el anterior no era lo suficientemente versátil como para adaptarse a la evolución de tu proyecto online.

Por eso elegir bien la plantilla desde el principio es un ahorro de tiempo y todos sabemos que hoy en día el tiempo es dinero. Para ayudarte en este paso crucial, aparte de los cinco escenarios anteriores, te recomiendo leer este post de Gema Molina en su blog Social Withit “Factores a tener en cuenta al comprar un tema de WordPress”, para el cual se ha basado en esta interesante infografía de BTwoWeb:

Guía para elegir bien tu tema de WordPress

Segunda decisión clave: el dominio

Si eres una marca comercial, parece obvio que el dominio debe ser el mismo que tu marca para que exista coherencia entre tu presencia online y off-line. Si empiezas con tu proyecto empresarial, antes de decidirte por tu marca “comercial” es importante que verifiques si el dominio está disponible para que puedas desarrollar también tu identidad online de forma paralela.

En la web de la mayoría de los proveedores de servicios de hosting y registro se puede comprobar si el dominio está libre o no. En ciertos casos y para aquellas empresas o profesionales que quieren llevar a cabo una estrategia de posicionamiento SEO, la elección del dominio y su nombre comercial van a estar relacionados con el sector y las palabras clave por las que desean ser encontrados en Google.

Para esto, es muy útil consultar el Planificador de Palabras Clave de Google, que es una herramienta pensada para campañas de Adwords, pero que da interesantes pistas sobre aquellas palabras o expresiones que tienen mayor número de búsquedas, tanto a nivel nacional como mundial.

¿Y si lo que queremos es personal branding?  Aquí hay diferentes opiniones.  Yo te digo la mía.  Si vamos a prestar servicios como freelance (vamos a facturar con nuestro propio nombre), es mejor utilizar nuestra marca personal como dominio. Y aunque no fuese así, en cualquier caso, es recomendable tener reservado nuestro dominio para evitar que algún “tocayo” se abra un blog y empiece a dejar huellas “poco convenientes” en nuestro nombre.

Dicho esto, también hay que decir que muchos profesionales muy válidos y blogueros experimentados se decantan por una palabra clave o un lema “pegadizo” que permite una asociación rápida e inmediata a su profesión, a los valores de su marca o a los servicios que prestan. De esta forma, el usuario identifica rápidamente el sector y el contenido en el que se van a mover.

El Hosting

Sobre este asunto podría escribir ríos de tinta, pero creo que es un tema tan técnico e importante que es mejor dejarse aconsejar por profesionales. Para ayudarte en la decisión, te recomiendo este artículo de Cuidadano 2.0, que aunque es de 2013, tiene muy buenos criterios para elegir un servicio de hosting para sitios creados con WordPress y en función de nuestras necesidades reales.

Mi experiencia es que después de un año con OVH, empecé a notar problemas con la velocidad de carga de mi web, aunque del servicio de atención al cliente no tengo ninguna queja. Decidí el cambio a Hostfusion por recomendación de varios colegas más conocedores del aspecto técnico, a quienes invito a que comenten su experiencia.

Y para terminar…

No hay fórmula mágica para un proyecto digital de éxito, porque ese éxito no sólo puede resumirse en visitas, en una estética agradable o en la usabilidad de la página. Todos esos son los medios para llegar a un fin, pero no son el fin en sí mismo.

Pero si tengo que mencionar tres factores clave para que “las cosas vayan bien” sería el tener las ideas claras desde el principio, saber hasta dónde podemos llegar y dedicar tiempo, recursos y constancia a nuestra casa virtual. ¿Estás dispuesto a hacerlo? Entonces ¡a por ello!

Ahh, se me olvidaba. Es importante que recordemos que un sitio puede tener mucho éxito en su lanzamiento y cumplir los objetivos, pero al cabo del tiempo convertirse en un “Walking Web”, como bien describe mi buen amigo  David Monterde, en este post tan realista como divertido.     😉

Written by

Llevo la comunicación en mi ADN y he dedicado los últimos 15 años de mi vida profesional a varias de sus facetas. Desde los medios de comunicación, pasando por gabinetes de prensa y agencias. Hoy, que la comunicación tradicional se transforma en conversación e interacción ayudo a Pymes, organizaciones y empresas a adaptarse al entorno 2.0.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR